viernes, 25 de julio de 2014

Nuevas reseñas de "Nudos de cereza"


Siguen llegando opiniones sobre "Nudos de cereza", la mayoría entusiastas, aunque muchos señalan el error de tratar de venderla como una novela negra cuando en realidad está más cerca del drama familiar o de la novela de iniciación. Yo soy muy enemigo de las etiquetas, así que os dejo en vuestras manos la consideración de lo que creéis que es o no es esta novela. Para mí, desde luego, un paso hacia el abismo de amar y una lección sobre lo amargo de perder.

Mi apreciado Roberto Carrasco (autor muy a tener en cuenta, y cuya novela Rottenmeier no deberíais dejar pasar) la compara con "El Cuerpo" de Stephen King e incluso con "Mulholland Drive". Un baile ecléctico que finaliza asegurando que «creo que gustará a nostálgicos de los años ochenta y a los amantes de los rompecabezas, los misterios sin resolver y los debates literarios».



Por su parte, David Gómez, que esperaba que Nudos de cereza fuera una novela negra más canónica, dice que «gustará a los que tienen el recuerdo de Twin Peaks o a los que siguen The Killing», dos referencias para mí, sin duda. Insiste en comparar mi estilo con el de Murakami y coincide con la anterior opinión al decir que «uno de los logros fundamentales de la novela es que da lugar a interpretaciones e incluso puede provocar relecturas».



Por último, tenemos la opinión de uno de esos autores con los que uno sabe, nada más leerlo, que tiene un vínculo especial, más aún tras conocer su calidad y sensibilidad como lector, que plasma de igual manera en sus escritos (si queréis saber de lo que hablo, echadle un vistazo a su Relicario para insomnes, recientemente publicada con Saco de Huesos). José Luis Cantos dice que «Nudos es un puchero a fuego lento. Y como tal, es de agradecer que el autor vaya deshaciéndose poco a poco en el caldo, para pegarnos justo en el paladar cuando llegamos, con el corazón en un puño, al esperado desenlace».



Seguiremos atentos a nuevas opiniones, aunque para acabar os dejo con un comentario en Goodreads que me ha emocionado particularmente:

«Bajo un envoltorio en apariencia sencillo, este autor da una lección de contención y estilo; un ejercicio literario para lectores avezados. Una novela que lo sitúa a la altura de los grandes narradores nacionales de drama, mucho más que de novela negra, en todo momento al servicio de los personajes y sus sentimientos, con un punto nostálgico que hace mella en los lectores sensibles».

Sed felices.

No hay comentarios :

Publicar un comentario